Por: Humberto Vazquez Nava, Head of Compliance.

Las nuevas tendencias de trabajo en los espacios colaborativos han dado oportunidad a nuevas formas de trabajo, calidad de vida, pero sin el cuidado adecuado también dan más riesgos a que tu información sea vulnerada.

Para todos los emprendedores, start-ups, empleados autónomos que empiezan con pocos recursos, pero necesitan un espacio para trabajar, para los que empiezan trabajando en un Starbucks en lo que tienen más ingresos, personal para poder tener un espacio dedicado; la solución correcta existente es el coworking. 

Las oficinas de coworking o trabajo colaborativo son generalmente lugares de trabajo abiertos, cómodos, que se aleja el clásico escritorio privado y silla; en estos espacios estas “colaborando” con otros emprendedores y gente creativa que les ayudan a generar ideas y sinergias de trabajo.

Pero ¿cuantas veces no vemos en este tipo de trabajos las personas que van solas?, se levantan de su mesa de trabajo rodeado de otras 8 personas alrededor, van por un café, cerveza, infusión o simplemente al baño y dejan su computadora abierta con el Excel que están trabajando de su nómina o con información sensible de sus clientes.


Riesgos del coworking


El estar trabajando y colaborando en este tipo de ambientes colaborativos, no te exime de estar expuesto a riesgos de robo de identidad, información o usar medios y descuidar la vigilancia.

Al principio puedes pensar: “Todavía soy pequeño. ¡Ni quién sabe a que me dedico! Eso a mi no me va a pasar…”, pero en el ambiente de la ciberseguridad se dice ahora que existen dos tipos de compañías: las que ya fueron hackeadas y las que van a ser hackeadas. La pregunta es ¿cuándo?

Existen muchas formas de dejar “puertas abiertas en tu computadora al usar el WiFi público de un café-internet, del metro, dejar tu conexión Bluetooth sin protección o prendida; cuando te conectas a redes y dejas carpetas compartidas abiertas sin protección. Y qué decir de los famosos “Sniffers” que son los programas que monitorean, analizan e interceptan el trafico que pasa a través de estas redes abiertas y con paciencia pueden obtener toda la información que trasmitas. También existen las redes apócrifas que simulan ser redes publicas y únicamente están permitiendo el robo de información.


Medidas de prevención del robo de información


  • Siempre actualiza y mantén vigente sistemas operativos y software; evita sistemas en modalidad “Beta”, mucho más en equipos laborales.
  • Asegurarse de desactivar la opción de “siempre conectarse automáticamente” a cualquier red wifi, tu selecciona y asegúrate de estar en la red correcta.
  • Usar navegadores seguros, inclusive en modo incógnito, en lo personal recomiendo utilizar Firefox, Brave y si tu actividad lo requiere hasta un Tor Browser
  • Siempre utiliza servicios en la nube encriptados. 
  • Si tu equipo tiene la opción de “Conectarse a una red publica” y estas en este tipo de redes, utiliza la opción ya que esto desactiva por default compartir redes y descargar archivos automáticos.
  • Usa páginas web seguras principalmente para transacciones financieras. Fíjate que tengan dominio HTTPS.
  • Sé consciente de la huella digital que dejas y se acumula, por ejemplo, cuántas páginas y sitios tienen tus datos de tarjetas de crédito, datos personales, direcciones, etc. 
  • No uses ninguno del listado de los 100 Passwords mas hackeados que re-publica Finccom.
  • Utiliza Passwords seguros que contengan mayúsculas, números y símbolos; puede ser una frase o maneja administradores de contraseñas con accesos de Biométricos como los de MacOS Keychain; puedes también si la página lo permite generar accesos de autentificación de 2 factores.
  • Si no tienes muchas opciones y siempre te conectas en este tipo de redes publicas, por lo menos protege tu información instalando y utilizando una VPN como ExpressVPN que encripta tu comunicación y evita puedas ser monitoreado tan fácil.

Espero estos tips te sean de utilidad y recuerda mantener tu información importante protegida. México es uno de los principales países a nivel global que sufre de ciberataques por confiar en que “nada pasara”. Tengamos una cultura de la prevención.