Datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuario de Servicios Financieros (CONDUSEF) señaló que durante 2016 recibió 820 quejas que reclamaban a las instituciones bancarias el cobro de cargo no reconocidos por tarjetahabientes de crédito.

Reclamaciones

Según funcionarios de la dependencia, cada vez son más los clientes que solicitan el apoyo de la CONDUSEF para que se les asesore a presentar reclamaciones en contra de los cobros que hacen las instituciones bancarias y que aparecen en los estados de cuenta.

atencion-cliente.jpg

De enero a octubre del año corriente se han presentado 775 quejas por parte de los clientes, y se cree que en diciembre se alcance, e incluso supere, las recibidas el año pasado. De dichas reclamaciones se han establecido 191 como querellas por el cobro por cargos no reconocidos.

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores ha indicado que el uso de créditos bancarios ha aumentado en un 15% en comparación con el año 2016, y esto ha conllevado que crezcan o nazcan nuevas instituciones bancarias, como las tiendas departamentales o de conveniencia, que facilitan el acceso a un crédito a las personas, sin la necesidad de cumplir con varios requisitos que la banca tradicional solicita como un monto mínimo en una cuenta de ahorro o débito.

Mexicano-Banca-en-linea.jpg

Seguridad vs Inseguridad

El uso de la tecnología en los bancos, ha propiciado el consumo y adquisición de diferentes productos sin la necesidad de llevar efectivo, pero también ha conllevado a que los clientes no tengan un control o registro de las deudas adquiridas. Por otro lado; también ha crecido el número de víctimas que sufren de phishing, mejor conocido como suplantación de identidad, o de clonación de tarjetas bancarias,  provocando que aparezcan gastos en los estados de cuenta que no fueron realizados por los titulares y por ende no son reconocidos.

Si bien es obligación de los bancos habilitar nuevos sistemas de seguridad que sean más complicados de quebrantar, y así garantiza una mejor seguridad para proteger y preservar la información de los clientes, también es responsabilidad de estos establecer medidas destinadas a su protección, por ejemplo: no proporcionar datos de la cuenta o de las tarjetas por teléfono o internet, retirar efectivo preferentemente de día en cajeros presentes en establecimientos seguros o en alguna sucursal de la institución bancaria.

Tanto clientes como bancos, deben estar informados de cualquier vulnerabilidad que pudieran afectarlos, pues así se podrían evitar conflictos entre ellos.

Fuente

El Diario www.eldiario.mx

Deja un comentario