Paraíso Fiscal y Apple: ¡La Fusión de un Delito!

Como parte de la información revelada hace un par de días, en las que se identificaba a Appleby, un bufete inscrito en un paraíso fiscal, en Bermuda, como la principal fuente de la más reciente de una serie de filtraciones que exponían el paradero de las fortunas de empresas, políticos y famosos. Bajo el título de Paradise Papers, el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por su siglas en inglés) ventilan millones de dólares que se han movido en los paraísos fiscales a nivel mundial.

Los Paradise Papers revelaron la forma en que algunas de las más reconocidas empresas a nivel mundial han movido sus recursos a fin de evadir impuestos. Uno de los casos más emblemáticos es el de Apple. 

Después de que Apple obtuviera beneficios en Irlanda, al obtener mediante una filial en Europa, una disminución en el pago de impuestos. Se estima que a través de la filial Apple Sales Intenational, se recaudaron los recursos generados en Europa, África, India y Medio Oriente, a un costo de 50 euros tributados por cada millón de la empresa de tecnología. De acuerdo a las más recientes filtraciones reveladas la semana pasada, la compañía norteamericana movió una gran cantidad de recursos a Jersey, una isla ubicada entre Reino Unido y Francia.

A pesar de que el trato que recibió la compañía estadounidense en Irlanda, no fue ilegal, se han interpuesto algunas investigaciones por presuntas ventajas que gozaba la empresa respecto a otras del sector. Hace unos años bajo el lema “Think Different”, el gigante de la tecnología impulsaba las compras de sus dispositivos móviles. Sin embargo conforme ha pasado del tiempo y ha evolucionado la marca a nivel global, se han adoptado nuevas prácticas empresariales de carácter corporativo a fin de incrementar las ganancias y posicionarse como un actor dominante en el sector.

A pesar de que la empresa de tecnología ha rechazado públicamente que se trasladó hacia los paraísos isleños para evitar pagar impuestos, los documentos filtrados revelan todo lo contrario. Se tiene conocimiento que Apple contaba con la asesoría de Baker Mckenzie y Appleby, despachos jurídicos de alto prestigio a nivel mundial, especialistas en el sector offshore, así como en la creación y administración de empresas en paraísos fiscales.

La información contenida en los Paradise Papers, informa que Apple realizo un sondeo para decidir cuál sería el mejor destino que sirviera como la residencia para sus subsidiarias irlandesas. La empresa norteamericana realizo una operación silenciosa de reestructuración en sus sedes irlandesas desde finales de 2014. Se tiene registrado como  dicho año se envió en un cuestionario de Baker Mckenzie  a Appleby, que contenia 14 preguntas. Los documentos fueron enviados a distintas filiales del despacho en las Islas Caimán, las Islas Vírgenes Británicas, Bermuda, la Isla de Man, Guernsey y Jersey.

Dentro del destino de los recursos de Apple, sobre el caso la isla de Jersey, una dependencia de la Corona británica que se rige bajo sus propias leyes fiscales e impone un 0% de tasas tributarias corporativas para las compañías extranjeras. De acuerdo a un estudio elaborado en octubre pasado por el Institute on Taxation and Economic Policy en coordinación con el U.S. PIRG Education Fund, se estima que la compañía de tecnología estadounidense tiene 252,000 millones de dólares en cuentas offshore alrededor del mundo.   

Frente a esta situación existe un reconocimiento para Apple, pues se encuentra a la vanguardia en la implementación de prácticas corporativas para evadir impuestos. Por ejemplo a pesar de que casi todos los diseños y desarrollos de sus productos se llevan a cabo en Estados Unidos, el fabricante de iPhone ha reportado durante años menos de la mitad de sus impuestos en ese país.

El esquema de funcionamiento con el que Apple logro instalarse en paraísos fiscales, demuestra como las multinacionales transfieren activos intangibles a través del mundo offshore y adoptan estrategias de evasión con estimaciones cercanas a los 240 mil millones de dólares al año.

Con el objetivo de hacernos una idea de la dimensión del capital que tiene Apple en cuentas offshore, con información del periódico el Economista, te presentamos cinco cosas que se podrían hacer con dicha cantidad de dinero:

  • Pagar la deuda contraída por México en instrumentos bursátiles
  • Crear 25 aeropuertos de las proporciones del NAICM
  • Comprar 34.6 millones de Bitcoins
  • Brindar Iphone X, para todos
  • Fichar al jugador de fútbol brasileño Neymar 978 veces

Fuente:
www.proceso.com.mx
www.eleconomista.com.mx

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.