El lavado de dinero en México es una actividad criminal va en ascenso y tiene múltiples afectaciones para la sociedad.  Tan solo en 2016 se interpusieron más de 100  denuncias ante la PGR por estos casos, aunque menos del 5% de ellas fue resuelta al cierre de ese año.

De acuerdo con documento de análisis de desempeño llevados a cabo por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) referentes al combate de delitos financieros en México, durante 2016, se ha revelado que en el país existen dos realidades. Por una parte existe una mejora en los procesos de identificación de los sospechosos, pero también existe una falta profundidad y autonomía en las investigaciones de los policías. El fenómeno del lavado de dinero es un riesgo no sólo para el sistema financiero sino para la seguridad pública a nivel nacional.  A pesar de que no hay una cifra exacta sobre el dinero ilícito que ingresa al sistema financiero mexicano, las autoridades mexicanas han estimado sus amplios efectos en la economía.

La auditoría dentro de sus informes relativos a la detección de casos se centró en el trabajo de la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda (UIF), la cual en los últimos años ha reportado un incremento notable en la detección de operaciones sospechosas y de personas involucradas en ellos. Por ejemplo,  mientras que en el año 2013 la UIF analizó en 2013 un total de 13 millones 226 mil reportes de operaciones potencialmente riesgosas para el año 2016 la cifra ascendió a 17 millones 624 mil reportes. Esto se suma al incremento de casi el 213% sobre la identificación de personas de “alto riesgo” investigados por lavar dinero durante los últimos tres años.

Hay denuncias; falta prevención e investigación

A pesar de que el trabajo de la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda (UIF) ha sido efectivo para la presentación de denuncias y el arranque de investigaciones. El aumento en el número de denuncias penales y averiguaciones previas no se ha podido traducir en resoluciones efectivas. Anteriormente la Auditoria Superior de la Federación (ASF) había alertado de la poca eficacia en la investigación de delitos financieros de parte de la PGR.

En la información dada a conocer la semana pasada, se reconoce que a pesar de que existe un avance y mayor colaboración entre autoridades y sociedad civil para hacer frente al lavado de dinero. En el último año se ha registrado un deceso en el número de denuncias por este delito. Algo que ha sido catalogado como una señal negativa en la lucha frente a este ilícito.

La ASF alerta sobre una falta de profundidad en las investigaciones.

En el informe presentado a la Cámara de Diputados se destaca que si bien la Policía Federal  ha incrementado su labor de inteligencia en 2016,  gran parte del trabajo que se realizo no pudo ser comprobada su utilidad para la generación de líneas de investigación que permitieran poner fin estructuras delictivas dedicadas al lavado de dinero. Las deficiencias se deben principalmente a mecanismos de registro, evaluación y seguimiento mal implantados. Con base en la información dada a conocer, la limitada capacidad institucional de la PF en la prevención e investigación de delitos financieros es uno de los grandes problemas para brindar resultados solidos ante la sociedad.  

¿En dónde está el problema?

A pesar de que el lavado de dinero se puede integrar en cualquier actividad y modelo de negocio. La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) en 2016, identifico que el sector inmobiliario es una de las áreas más vulnerables frente a lavado de dinero, al registrar a más de 34 mil sujetos involucrados con este ramo  que han sido obligados a remitir sus reportes de actividades sobre la adquisición o transmisión de bienes. De acuerdo a información de la dependencia federal, se detectó que los sectores donde más se lava dinero corresponden a las empresas que ofrecen préstamos y créditos así como el sector relacionado a los donativos, actividades que han sido clasificadas como de alto riesgo.

La labor de las autoridades financieras es sumamente ardua frente a la complejidad de problema. A pesar de hay áreas donde hay un mayor número de investigaciones para prevenir o detectar el lavado de dinero a nivel nacional. Los resultados han sido paulatinos y están sujetos a una gran variedad de cambios que avanzan conforme a las actualizaciones de los marcos regulatorios y estándares a nivel internacional. El lavado de dinero es un problema para el cual hay que estar prevenidos y contar con las mejores prácticas para protegernos de este ilícito.  

Fuente:  http://www.animalpolitico.com/2017/11/lavado-dinero-fallas-investigar-asf/

 

Deja un comentario