El día martes 17 de octubre de 2017, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) presentó una propuesta que tiene como principal objetivo de eliminar la tasa del Impuesto Sobre la Renta (ISR) para los trabajadores que ganan hasta 10 mil 298 pesos mensuales. La medida del IMCO busca beneficiar a  más de 15.5 millones de asalariados.

Bajo el título “Hacia un nuevo esquema del ISR”, el director del IMCO, Juan Pardinas, señaló que el ISR es un impuesto alto para los trabajadores con más bajos ingresos en México. El esquema bajo el cual funciona el ISR, se compone de una cuota fija con base en el ingreso mensual, más un porcentaje sobre el excedente del límite inferior de cada nivel de ingreso. De acuerdo con el IMCO, el ISR desencadena desigualdad dentro del sistema tributario y aumenta la brecha de la informalidad en nuestro país.

Esta medida busca apoyar a los trabajadores formales de bajos ingresos. Entendiendo que en México el porcentaje de personas asalariados informales oscila alrededor del  57%, un dato que es alarmante para la dimensión recaudatoria del país. La propuesta presentada por el IMCO hace énfasis en que eliminar el ISR no implica más carga fiscal, ni modificaciones al esquema de subsidio al empleo.

El argumento central de esta propuesta radica en la idea de que reducir las tasas impositivas de ISR para los trabajadores con salarios más bajos permitiría bajar los costos que enfrentan por el hecho de ser formales. De acuerdo con estimaciones del instituto los costos laborales de los asalariados pueden clasificarse en impuestos y contribuciones sociales, las cuales son la base del financiamiento de los seguros que otorga el IMSS, así como el ahorro para el retiro.

Por ejemplo, antes los subsidios de los trabajadores con ingresos estimados entre uno y cuatro salarios mínimos pagaban entre 2% y 2.4% de su salario a contribuciones de Seguridad Social de manera obligatoria. Por su parte el ingreso que destinan al pago del ISR varía entre 5% y 10% del salario. Esto significa que casi el 80% de las contribuciones obligatorias de los trabajadores se hacen al concepto de ISR y únicamente 20% a Seguridad Social.  Entrando en vigor esta propuesta se pretende dar una reducción al nivel de informalidad laboral y apoyar a los trabajadores formales de bajos ingresos.

La propuesta presentada por el IMCO, parece una iniciativa buena sin embargo para la dimensión del problema de informalidad en México es insuficiente, pues ante dicho problema lejos de atender a la parte tributaria se tendría que plantear como hacer que este gran sector que no paga impuestos se integre a la economía nacional. Lejos de apoyar a los trabajadores formales de bajos ingresos es necesario contar con una infraestructura adecuada, justa y transparente para asegurarnos que todos paguen de acuerdo a sus posibilidades.

Fuente: http://www.proceso.com.mx/507829/imco-propone-quitar-isr-a-trabajadores-ganen-menos-10-mil-298-pesos

Deja un comentario