En 2012 la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) estimó que en México se lavaban aproximadamente 170 mil millones de pesos anuales, aunque consultorías especializadas estiman que la cifra podría ser tres veces más grande. En el sexenio de Felipe Calderón, la Procuraduría General de la Republica inició más de 1,520 carpetas de investigación por presunto lavado de dinero. En 2016, la empresa mexicana de servicios financieros TM Sourcing, estableció con base en indicadores del INEGI que en 2013, se lavaron más de 300 mil millones de pesos. En la actualidad la firma estima que en México se lavan hasta 50 mil millones de dólares por año.

El problema del lavado dinero es un fenómeno de alto impacto en el cual se ha venido trabajando activamente desde hace más de una década. Sin embargo ha sido un camino sumamente complejo y con resultados escasos. Tan solo de las 1, 520 carpetas de investigación que se abrieron en el gobierno de Felipe Calderón un 39.2% fueron consignadas. Por su parte dentro del actual sexenio de las 1, 955 carpetas que hasta el momento se tiene registro, solo un 17.6% ha llegado frente a un juez. Estos datos además de ser alarmantes y transcendentales para comprender el trato que se la ha dado al lavado de dinero, demuestran que ha habido un ligero retroceso a pesar de que el fenómeno continua a la alza.       

¿Falta de voluntad o poca efectividad?

Desde la promulgación en octubre de 2012, de la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita (LFPIORPI), la PGR registró un aumento en las investigaciones, pese a ello los datos no se traducen en una mayor eficacia para sancionar este delito. Gran parte de las investigaciones iniciadas terminaron siendo desechadas por estar mal integradas.

De acuerdo con un reporte emitido por la Auditoria Superior de la Federación (ASF), en 2016 sobre la Cuenta Pública, se dio a conocer que los resultados del combate a delitos financieros han sido mínimos, debido a que de 2, 026 denuncias registradas, solo 3 obtuvieron una sentencia.

El papel de los Estados

Con base en los datos publicados por la PGR, se estableció que seis estados concentran el mayor número de investigaciones relacionadas con el lavado de dinero. Dentro de las seis entidades que integran esta lista la Ciudad de México, se posiciona en primer lugar seguido de Baja California, Tamaulipas, Jalisco, Sonora y Sinaloa. Un dato que llama la atención es la evolución en el número de investigaciones, en 2011 esos seis estados, reportaron cinco casos en total, una cifra que un año después ascendió a 178 entre las seis entidades.

Es curioso observar como la capital del país se posiciona en el primer lugar en cuanto al número de investigaciones por lavado de dinero, con un ascenso gradual pasando de una carpeta de investigación en 2010 a 473 para 2016. Por su parte Baja California, Tamaulipas, Sonora y Sinaloa, son las entidades norteñas en donde se tiene un mayor número de averiguaciones previas y corresponde a estados en donde por décadas se han registrado actividades de parte del crimen organizado. 

El caso de Jalisco, es uno de los estados que más llaman la atención debido a que en dicha entidad el fenómeno del lavado de dinero ha sido el más constante, además de que en la última década ha sido el lugar de origen de dos carteles con amplia presencia a nivel nacional como: el Cartel de Guadalajara y el Cartel Jalisco Nueva Generación, la organización delictiva más prolífica y que genera más recursos a nivel nacional.

Fuente: http://www.animalpolitico.com/2017/08/lavado-dinero-mexico-estados/

Deja un comentario