El 01 de Octubre de 2017, se realizó el referéndum mediante el cual se deseaba independizar a la región autónoma de Cataluña del Reino de España, por muchos criticado y otros apoyado, este hecho ha provocado una serie de movilizaciones y manifestaciones que han impactado al mundo en los últimos días.

Para iniciar un referéndum es un proceso de escrutinio legal mediante el cual se somete a votación de la población la decisión de aceptar o rechazar leyes, actos administrativos que afectan directamente la vida de los ciudadanos.

Según el Consejo de la Presidencia de Cataluña, los resultados han señalado el que 90% de los ciudadanos de Cataluña (cerca del 2.2 millones de personas) han emitido su sufragio a favor de lo separación del territorio autónomo de España; mientras que el 7.8% de los votantes manifestaron su negación.

Antes del proceso electoral, el Presidente del Gobierno Español, Mariano Rajoy solicitó una consulta al Tribunal Constitucional de España para conocer la validez del referéndum convocado por La Generalidad (Gobierno Ejecutivo de Cataluña), el Tribunal señaló que este era ilegal debido a que este tipo de votación se debería realizar mediante la convocatoria del Rey de España, previa la solicitud del Presidente del Gobierno Español, quien a su vez debió haber recibido una petición formal con el voto favorable del Congreso de los Diputados, además  de mencionar que un solo sector de la población no puede decidir por todos los españoles.

Después del veredicto del Tribunal Constitucional, Carles Puigdemont, Presidente del Gobierno de Cataluña, señaló que siendo legal o ilegal, la región autónoma, celebraría el referéndum pues era necesario para su gobierno conocer la voluntad de su pueblo respecto a la separación de España y que Cataluña se ha ganado el derecho a ser un Estado soberano. A su vez también desearon que la Unión Europea respaldara el acontecimiento. Sin embargo; el organismo regional contestó que únicamente validarían un hecho similar, siempre y cuando estén apegados conforme a Derecho.

El día de la jornada fue sumamente violento, pues simpatizantes del referéndum pernoctaron desde varios días antes para proteger las casillas de votación por temor a que no se les permitieran su apertura. El Gobierno de Rajoy dio la orden de actuar en las calles con la Policía y la Guardia Civil, quienes atacaron a manifestantes que porpiciaban el desorden colectivo, dejando un saldo de 844 heridos; medida de la Unión Europea rechazó cabalmente.

Mariano Rajoy ha justificado el uso de la fuerza pues lo ordeno “para defender la unidad de España” pues a su parecer ningún referéndum se celebró. En contra parte, Puigdemont condenó los actos y señaló que próximamente darían los resultados oficiales de la elección.

Sin duda los acontecimientos que ocurren en la península ibérica, han demostrado que la lucha por las diferencias de ideas en palpable, otros hechos como las violaciones a los derechos humanos documentas podrían ser reportadas ante las propias autoridades españolas y en caso de no ser atendidas pudieran llegar hasta el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Es curioso señalar que Cataluña tiene representaciones “diplomáticas” en otros países como Italia, Reino Unido, Portugal, Alemana, Estados Unidos y Santa Sede; inclusive en México y Argentina hubo representaciones de la región autónoma pero las relaciones con estos gobiernos no prosperaron. Y recientemente se anunció que abrirían una oficina de representación en Marruecos.

¿Será que ahora comunidades como el País Vasco o Galicia tomen este ejemplo para exigir un proceso de separación?

Fuentes:

BBC. http://www.bbc.co.uk

El País. http://www.elpais.com

Excelsior. http://www.excelsior.com.mx

La Jornada. http://www.lajornada.unam.mx

Deja un comentario