anexión Ilegal de Crimea a Rusia

Tras la independencia de la República de Crimea y su posterior anexión a Rusia en marzo de 2014, Estados Unidos y la Unión Europea establecieron sanciones, que afectan a políticos y a diversas entidades rusas y ucranianas.

¿En qué consisten estas sanciones?

Estas sanciones consisten, principalmente, en la cancelación de visados y en el bloqueo de todo tipo de operaciones financieras relacionadas con las personas sancionadas. Ni la independencia de Crimea ni su posterior anexión a Rusia fueron reconocidas por la Unión Europea o Estados Unidos, por lo que el detonante “público” de estas medidas sancionadoras habría sido la ilegalidad en la que se amparan estas acciones y el consiguiente menosprecio a la soberanía ucraniana que éstas implican. Rusia, por su parte, ha suprimido las importaciones de productos alimenticios de distinto tipo a los países sancionadores.

Medidas diplomáticas

Bajo el memorando de Budapest de 1994, Rusia, Ucrania y Reino Unido acordaron no utilizar la fuerza ni amenazar con emplearla contra la integridad territorial o la autonomía política de Ucrania, además, acordaron nunca usar métodos de coerción económica contra el país por intereses propios.

La cumbre UE-Rusia fue cancelada y los Estados miembros de la UE decidieron no celebrar las cumbres bilaterales periódicas. Se suspendieron las conversaciones bilaterales con Rusia en materia de visados y sobre el nuevo acuerdo entre la UE y Rusia.

La Unión Europea ha prolongado por un año las sanciones a Crimea, ha anunciado el Consejo de la UE. En un comunicado, citado por la agencia RIA Novosti, el Consejo señala que las “medidas restrictivas” han sido prolongadas hasta el 23 de junio de 2018.

Deja un comentario