Con base en el artículo 222 del Código Penal Federal, comete el delito de cohecho el servidor público que por sí, o por interpósita persona solicite o reciba indebidamente para sí o para otro, dinero o cualquiera otra dádiva, o acepte una promesa, para hacer o dejar de hacer algo justo o injusto relacionado con sus funciones a quien se le impondrá prisión multa.

CORRUPCION

Sin embargo, el diputado priista, Gabriel Tláloc de Nuevo León acusó al Fiscal de Anticorrupción, Ernesto Canales por lavado de dinero y corrupción; afirmando que ha cometido diversos ilícitos, por lo que exigió sus pruebas de control y confianza.

Además, el llamado “Zar Anticorrupción” ha cometido y continúa cometiendo diversos delitos, trayendo como consecuencia una denuncia por el despojo de un terreno con un costo millonario en el municipio de Juárez.

Inclusive, Tláloc indicó que tiene información de cómo las asociaciones civiles en las que participa Canales lavan dinero y evitan pagar impuestos; por tal motivo, solicitó un exhorto para que el gobernador Jaime Rodríguez Calderón lo remueva de su cargo.

También recordó que está acusado por Paula Cusi, la viuda de Emilio Azcárraga de haberla defraudado con 6 millones de dólares.

Aprendizaje

Actualmente es visible como la corrupción puede ir más allá de la ética y diversos valores del ser humano, pues corrompen a la sociedad con el único objetivo de velar por los interés propios sin considerar el daño y/o la afectación a los individuos de nuestro alrededor.

Es precisamente por ello que, pese a que sean órganos gubernamentales, hay que implementar los programas y talleres en contra de la corrupción y del lavado de dinero; crear un plan y estrategias, observar y analizar qué es lo que pasa; qué es lo qué se esta haciendo mal, por qué pese a tantos programas siguen desarrollándose estos delitos que invariablemente afectan a la sociedad de una manera potencial y sumamente negativa.

 

Deja un comentario