gafiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii

La sociedad a nivel mundial vive actualmente una desigualdad económica sumamente invariable, por lo que causa gran controversia y polémica por el número incontable de afectados por este fenómeno, sin embargo, es común cuestionarse el por qué de dichos desequilibrios y quiénes son los responsables. Por medio de especialistas e investigadores se ha llegado a diversos resultados, en los cuales apuntan que los delitos financieros, son la razón primordial del por qué tanta desigualdad económica en la sociedad. 

Dentro de estos delitos, existe una tipificación; Lavado de Dinero, Financiamiento del Terrorismo, Sorno & Corrupción, Fraude, Ciber- Delitos, Evasión de Impuestos, tan solo por mencionar algunos.  Ahora bien, estos delitos, afectan y perjudican de manera  directa y potencial al sector financiero.

Sin embargo, y, precisamente por estos actos surge en 1989 El Grupo de Acción Financiera Internacional sobre el Blanqueo de Capitales (GAFI); Organismo intergubernamental cuyo propósito es elaborar y promover medidas para combatir el blanqueo de capitales, proceso consistente en ocultar el origen ilegal de productos de naturaleza criminal.

Dichas recomendaciones constituyen el marco básico de lucha contra el blanqueo de capitales y han sido concebidas para una aplicación universal. Abarcan el sistema jurídico penal y policial, el sistema financiero y su reglamentación, y la cooperación internacional.

La primera de estas recomendaciones esta titulada como ‘Evaluación de riesgos y aplicación de un enfoque basado en riesgo’:

Los países deben identificar, evaluar y entender sus riesgos de lavado de activos/financiamiento del terrorismo, y deben tomar medidas, incluyendo la designación de una autoridad o mecanismo para coordinar acciones para evaluar los riesgos, y aplicar recursos encaminados a asegurar que se mitiguen eficazmente los riesgos. Con base en esa evaluación, los países deben aplicar un enfoque basado en riesgo (EBR EBR) a fin de asegurar que las medidas para prevenir o mitigar el lavado de activos y el financiamiento del terrorismo sean proporcionales a los riesgos identificados. Este enfoque debe constituir un fundamento esencial para la asignación eficaz de recursos en todo el régimen antilavado de activos y contra el financiamiento del terrorismo (ALA/CFT) y la implementación de medidas basadas en riesgo en todas las Recomendaciones del GAFI. Cuando los países identifiquen riesgos mayores, éstos deben asegurar que sus respectivos regímenes ALA/CFT aborden adecuadamente tales riesgos. Cuando los países identifiquen riesgos menores, éstos pueden optar por permitir medidas simplificadas para algunas Recomendaciones del GAFI bajo determinadas condiciones. Los países deben exigir a las instituciones financieras y actividades y profesiones no financieras designadas (APNFD) que identifiquen, evalúen y tomen una acción eficaz para mitigar sus riesgos de lavado de activos y financiamiento del terrorismo.

Para concluir, es importante destacar que la necesidad de abarcar todos los aspectos relevantes de la lucha contra el blanqueo de capitales se refleja en el conjunto de las cuarenta recomendaciones que el GAFI ha decidido aplicar y cuya adopción se promueve en todos los países.

Deja un comentario