sean.png
Los delitos financieros son uno de los más grandes retos que encaran hoy en día las instituciones de negocios y financieras. Los delincuentes financieros profesionales han venido incrementando su habilidad y sofisticación, gracias a los avances en la tecnología
disponible. Se ha estimado que las pérdidas anuales montan miles de millones de dólares. Las pérdidas continúan creciendo constantemente

Estos delitos también afectan a los consumidores al incrementarse los honorarios que tienen que pagar a los bancos debido a que los bancos tienen que contratar especialistas sobre riesgos de identificación y comprar software especializado para protegerse de futuras pérdidas. El delito financiero se comete en un entorno profesional o comercial con el objetivo  de ganar dinero. Estos delitos no son violentos, pero ocasionan pérdidas a compañías, inversores y empleados. Estos delitos incluyen fraude, hurto y algunas otras violaciones de la ley.

Cabe destacar que existe una tipificación de dichos delitos, los siguientes son tan solo algunos y en los que FINCCOM se especializa. 

Lavado de Dinero
Es el proceso a través del cual es encubierto el origen de los fondos generados mediante el ejercicio de algunas actividades ilegales  El objetivo de la operación, que generalmente se realiza en varios niveles, consiste en hacer que los fondos o activos obtenidos a través de actividades ilícitas aparezcan como el fruto de actividades legítimas y circulen sin problema en el sistema financiero. En México, a la tipificación del delito de Lavado de Dinero se le conoce como ‘Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita’ y la podemos encontrar en el artículo 400 bis del Código Penal Federal. Por otra parte, es de suma importancia recordar que el proceso cuenta con tres pasos: “colocación, estratificación e integración”.

Financiamiento del Terrorismo
Consiste en la aportación, financiación o recaudación de recursos o fondos económicos que tengan como fin provocar alarma, temor o terror en la población o en un grupo o sector de ella, para atentar contra la seguridad nacional o presionar a la autoridad para que tome una determinación. El tipo penal de Financiamiento al Terrorismo está contemplado en los artículos 139 y 148 Bis del Código Penal Federal.

Soborno & Corrupción
El soborno se refiere a corromper a alguien con dinero, regalos o algún favor para obtener algo de esta persona. También es conocido como cohecho o, en el lenguaje coloquial, coima. Se trata de un delito cuando un funcionario público acepta o exige una dádiva para concretar una acción u omitirla. Por otra parte, la corrupción es la práctica que consiste en hacer abuso de poder de funciones o de medios para sacar un provecho económico o de otra índole.  Socava la democracia y el estado de derecho, da pie a violaciones de los derechos humanos, distorsiona los mercados, menoscaba la calidad de vida y permite el florecimiento de la delincuencia organizada, el terrorismo y otras amenazas a la seguridad humana. 

Fraude
Comete el delito de fraude el que engañando a uno o aprovechándose del error en que este se halla, se hace lícitamente de alguna cosa o alcanza un lucro indebido. Al igual comete delito de fraude genérico al que engañando a uno o aprovechándose en que otro se halle, se haga ilícitamente de alguna cosa u obtenga un lucro indebido en beneficio propio o de un tercero. El fraude es un delito penado por los códigos penales del mundo, cuya especie más conocida es la estafa.

Ciber-Delitos
Estos delitos son todas aquellas acciones, típicas, anti jurídicas y culpables, que se dan por vías informáticas o que tienen como objetivo destruir y dañar ordenadores, medios electrónicos y redes de Internet. Cabe destacar que los delitos más comunes en este medio son phising, extorsión, hacking, apuestas ilegales, fraude, pornografía infantil, tráfico de drogas, piratería.

Evasión de Impuestos
Es la acción de eludir el pago de los tributos que fija la ley. Se trata de una figura jurídica que implica un acto voluntario de impago que se encuentra castigado por la ley por tratarse de un delito o de una infracción administrativa. También conocida como evasión tributaria o evasión de impuestos, la evasión fiscal supone la creación de dinero negro (la riqueza obtenida mediante actividades ilegales o a través de actividades legales no declaradas al fisco). Dicho dinero, por lo general, se mantiene en efectivo ya que, si se ingresa a un banco, queda registrado y el Estado puede tener conocimiento sobre su existencia.

Evasión de Sanciones
El empleo de sanciones obligatorias tiene por objeto ejercer presión sobre un Estado o entidad para que cumplan con los objetivos fijados por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, sin necesidad de recurrir al uso de la fuerza. Las sanciones ofrecen, pues, al Consejo de Seguridad un importante instrumento para hacer cumplir sus decisiones, sin embargo, muchos bancos y empresas que han caído en la violación de Sanciones Internacionales han visto multas y restricciones a sus actividades comerciales cuyo impacto no ha sido solamente financiero sino reputacional.

 

Como se pudo analizar anteriormente, existen diversos delitos además del lavado de dinero que afectan de manera potencial a las organizaciones del sector financiero; es precisamente por ello que El Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) fijó estándares para promover la implementación efectiva de medidas legales, regulatorias y operativas para combatir el lavado de activos, el financiamiento del terrorismo y el financiamiento de la proliferación y otras amenazas a la integridad del sistema financiero internacional. En colaboración con otros organismos involucrados a nivel internacional, cabe destacar que el GAFI también trata de identificar vulnerabilidades a nivel mundial, sin embargo es obligación de la UIF (Unidad de Inteligencia Financiera) de cada país emitir sus propios análisis para proteger así, el sistema financiero internacional y nacional de usos indebidos.

Es por lo analizado que las organizaciones deben de contar con programas especializados que prevengan, detecten y disuadan el delito financiero ya que la omisión de éstos puede hacer que corran el riesgo de sufrir grandes multas y/o sanciones por parte de los organismos reguladores.

 

 

Deja un comentario