habitos-financieros-empresarios-exito

El propietario real es la persona que no siendo el asegurado o beneficiario, por medio de otra o de cualquier acto o mecanismo, obtiene los beneficios derivados de una Operación y es quien, en última instancia, ejerce los derechos de uso, disfrute, aprovechamiento o disposición de los recursos, esto es, como el verdadero dueño de los recursos.

El propietario real es importante porque comprende a las personas que ejerzan el control sobre una persona moral, así como, en su caso, a las personas que puedan instruir o determinar, para beneficio económico propio, los actos susceptibles de realizarse a través de fideicomisos, mandatos o comisiones.

Ahora bien, otro punto de suma importancia es aprender a identificar a los propietarios, todo esto, con el objetivo de que invariablemente nos aseguremos de que no se este financiando un delito financiero, a un narcotraficante o aún en el peor de los casos, a un terrorista; precisamente por ello, surge dicha importancia.

 

Deja un comentario